miércoles, 5 de octubre de 2016

¿Qué pasó en Colombia?

Imagen tomada de CNN en Español

Casi 35 millones de personas en edad electoral hay en  Colombia. Casi 35 millones de personas que podían decidir el destino de su país a través de su voto en el plebiscito que aceptaba, o no, el Acuerdo de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Colombia, un país con casi 49 millones de habitantes se alistaba el fin de semana para decidir.

El día domingo 02 de octubre, aproximadamente fue a votar el 38% de la población electoral colombiana; el ausentismo llegó al 62%, siendo más alto que el promedio que siempre se da en Colombia, país que debemos recordar tiene voto facultativo. Días antes, las encuestas mostraban que el “Sí” ganaba con 3% o 4% de ventaja. A pesar de esto último, los resultados fueron distintos: El “No” ganó con el 50.21%, apenas 54 mil votos por sobre el “Sí”.  Un poco menos de 6 millones y medio de personas decidían, así,  el futuro de Colombia, apenas el 18.6% de la población electoral, aproximadamente, había elegido decirle “No” al Acuerdo de Paz. Apenas un poco más del 13% de la población total de Colombia ha decidido el futuro de su país con respecto a la guerra interna. 

Algunos de los resultados que más resaltan es que el voto urbano fue en mayoría a favor del “No” y el voto rural fue por el “Sí”.  Yendo más allá con estos resultados, podemos ver que es en las zonas más afectadas por el conflicto en donde gana el “Sí” por amplia mayoría. Por ejemplo, en Bojayá, lugar en donde murieron más de 100 personas en una iglesia por culpa de una bomba colocada por las FARC, cosa muy simbólica para una población mayoritariamente creyente, el “Sí” obtuvo una arrolladora victoria con casi el 80% de los votos. De acuerdo con el portal web “La Silla Vacía”, de los 81 municipios más afectados por el conflicto, según la Fundación Pares, en 67 ganó el “Sí” y apenas en 14 ganó el “No”. Es el pueblo más afectado por la guerra el que  pedía que la paz llegue ya.

Pero ¿entonces qué fue lo que pasó? ¿Por qué gano el “No”? Las respuestas a esta última pregunta pueden ser varias, se puede plantear más de una explicación y, aunque alguna nos pueda parecer más certera que otra, es hasta probable que no sea una sola.

Siempre se dice que las encuestas no son certeras y esto en parte es cierto, por algo ellas mismas siempre incluyen el ya conocido “margen de error”, pero esa no parece ser una explicación que por sí sola nos haga entender lo que ocurrió con el voto. Una cuestión que también habría que tomar en cuenta es que si bien las encuestas mostraban la intención de voto, esas mismas no medían si las personas irían o no a votar. ¿Podrían estas mismas encuestas haber generado confianza en votantes por el “Sí” y eso hizo que se ausenten? Aunque aún no hay un estudio hecho sobre las ausencias, el alto porcentaje alcanzado hace que tampoco podamos dejar de lado esa idea.

Es bueno también recordar que Santos no estaba obligado a someter a un plebiscito el Acuerdo de Paz. Sobre eso se dicen dos cosas: Primero, que realmente quería respaldo popular para ratificarlo y que la población sintiera que era un acuerdo de todas y todos. Segundo, que en  realidad lo que deseaba es alcanzar niveles de popularidad mayores a los que puede haber tenido cuando ganó las elecciones que lo llevaron a la presidencia. Si una parte de la población tomó como una “medición de popularidad” el plebiscito, no es de extrañar que haya perdido el “Sí”, así haya sido por poco.

Otro fuerte factor a tomar en cuenta ha sido la fuerte guerra sucia que hubo contra el “Sí”. La derecha “uribista”, al igual que en otros países cuando hay elecciones, se dedicó a  bombardear con propaganda que equiparaba el votar por el “Sí” con convertir a Colombia en un país al estilo del comunismo soviético, o enfocando el plebiscito como si se fuese a votar a favor o en contra del aborto o del matrimonio igualitario. Estos factores son determinantes en un país creyente y conservador.

Por último, sin duda alguna para una parte de la población, si bien la paz era una importante meta, lo que se le concedía a las FARC en el acuerdo iba más allá de lo necesario. Se escucharon muchas críticas a la representación parlamentaria que se le prometió a las FARC así como también al grupo de seguridad armado que se dijo podían mantener (si bien aparentemente era para evitar la mala experiencia de lo sucedido con el M-19).  Son varios factores de este tipo los que probablemente animaron a personas a votar por el “No”.

Como vemos, podrían ser varios factores los que hicieron que gane el “No”, pero es importante que igual lo iniciado con el Acuerdo de Paz, sea parte de un proceso que no puede ni debe parar. Si bien las elecciones tienen legalidad, la paz va más allá de lo que menos de una quinta parte de la población dijo hace pocos días.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Sobre la última encuesta de GFK



Nueva encuesta (GFK) que muestra algunas cosas que ya se veían venir: Keiko arriba y con intención de voto inamovible, PPK sigue bajando, Acuña subiendo, Alan ni sube ni baja y Toledo cada vez con menos opciones. Dentro de la izquierda Veronika Mendoza es la única que sale del grupo  “otros” pero ya varios candidatos comienzan a salir de ese grupo también (Antero Flores Araoz, Julio Guzmán).

Al parecer Keiko es casi fija en la segunda vuelta, todo lo del gobierno dictatorial de su padre, su cero experiencia laboral, su pésima actuación cuando fue congresista, el avalar en la practica la corrupción y crímenes de los noventa y un etcétera bastante largo, ya fueron usados el año 2011 y esos mismos temas parecen ya no  importarle a ese 32% que podría votar por ella. Un punto a tomar en cuenta, su respaldo urbano baja pero el rural sube.  

PPK continúa bajando y al parecer así seguirá. Un 9% que lo coloca en empate técnico con Alan y Acuña.  No tiene un público objetivo claro, a diferencia del 2001 en que eran personas jóvenes, y al parecer sus antiguos votantes prefieren hoy a Keiko (a quien él apoyo el 2011 en segunda vuelta) o a Acuña.  Es evidente que, sobre todo, la aparición de Acuña lo tiene preocupado. Es más, esta semana se sumó a las críticas que le hicieron los apristas por las denuncias de violencia hacia su ex esposa.

Cesar Acuña, para muchas personas la “sorpresa” en las encuestas, aunque bastaba mirar solamente los resultados de su partido, Alianza Para el Progreso (APP), en las elecciones municipales y regionales del 2014, para darse cuenta de que era muy probable su aparición y subida en las actuales encuestas. Su 7% demuestra que la tendencia es a seguir subiendo. Su populismo centrado en promesas de educación le está dando resultado aunque la semana que acaba de terminar dejaba como impresión que su subida podría parar. Su ex esposa ha salido a denunciar maltrato físico y psicológico cuando estuvieron casados. Rápidamente los apristas levantaron el tema sumándose rápidamente su candidato Alan García.  Asimismo se levantó una denuncia (al parecer sólo de tipo periodística) sobre una supuesta violación sexual que cometió Acuña contra una menor de 16 años en el año 1989. Sobre este último caso, la susodicha afectada, con quien Acuña tuvo un hijo (quien lamentablemente falleció en un accidente), declaro de manera pública que el señor Acuña nunca la violó y que no hizo denuncia policial alguna y que, además, le han ofrecido reiteradamente dinero por declarar contra él. Esto probablemente ayude al señor Acuña a  victimizarse, lo que resulta casi siempre positivo con nuestro volátil electorado. Del mismo modo, la legítima denuncia de su ex esposa, la señora Rosa Núñez, ha tratado de ser atenuada diciendo que son hechos ocurridos hace más de diez años, que la señora postuló al Congreso el año 2011 usando el apellido del señor Acuña o que hasta el día de hoy ella recibe 120,000 soles de pensión de “alimentos”. Nada de esto debería deslegitimar la denuncia pero, en un país machista y probablemente por el uso que le ha dado el APRA, podría tomarse como simple cálculo político.

Alan García, no ha bajado (se mantiene en 6%) pero no ha logrado subir como calculaban los apristas después de su rimbombante lanzamiento público. Al parecer las acusaciones de plagio con lo de su “Plan Bicentenario” han logrado el efecto de que no suba. Los apristas muestran bastante temor ante la casi arremetida de Acuña. Es su blanco de críticas y al parecer  lo seguirá siendo, aunque no parece que esté dando resultado. No la tiene fácil el señor García.

Toledo ya es candidato electo de Perú Posible, estancado en un 3% que no le permitiría ni pasar la valla y con las acusaciones y contradicciones diversas que pesan en su contra. Mirando la experiencia del 2011, difícilmente podrá remontar.

Veronika Mendoza sigue con 1%, pero así se mantiene como la única candidata que desde el espectro de la izquierda está fuera del rubro “otros”. Cambiando las estrategias de su campaña podría convertirse en la alternativa que represente el cambio que gran parte de la población ha mostrado desear en las elecciones de los años 2006 y 2011.


Más candidatos ya salieron también del rubro  “otros”: Reggiardo, Antero y Julio Guzmán. Habrá que estar atentos a ver cómo les va a ellos también. 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cesar Acuña Peralta ¿el improvisado?



Son ya varias ya las personas que dicen que Acuña es prácticamente un improvisado y que no sabes nada de política y lo dicen desde congresistas hasta dirigentes de diversos partidos, pero ¿es realmente un improvisado el señor Cesar Acuña? Yo creo que no.

Primero comenzaremos recordando algo del señor Acuña. Nació en el año 1952 en Tacabamba, Chota, Cajamarca. Hijo de una familia numerosa termino sus estudios de primaria y secundaria en su distrito y a los 18 años decidió ir a Trujillo para estudiar ingresando al poco tiempo a la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Trujillo. Para solventar sus gastos se dedicó a la venta de caña procedente de la hacienda azucarera Casa Grande. Siendo aún estudiante creó la Academia Pre Universitaria de Ingeniería en el año 1980.

Según lo comentado por un conocido de aquel entonces, es paralelo a la consolidación de su academia que el señor Acuña comienza a hacer política acercándose en aquel entonces a la Izquierda Unida. Cuando Izquierda Unida se divide, Acuña decide irse con los llamados “barrantistas” que forman la Izquierda Socialista, con la que en 1990 postula a la Cámara de Diputados de aquel entonces aunque no logra ser elegido. Al parecer en ese momento decide dejar la izquierda y abocarse, por un tiempo  a cuestiones de otra índole.

En 1991 funda la Universidad César Vallejo de Trujillo y en el año 1996 funda el Club Deportivo Universidad César Vallejo. La actividad empresarial hace que Cesar Acuña se vuelva cada vez más conocido en La Libertad.

En el año 1999 recibe la invitación de Solidaridad Nacional para postular al Congreso a donde ingresa en las elecciones del 2000. La caída de la dictadura fujimorista trae como consecuencia que se convoque a nuevas elecciones con lo que su periodo culmina el año 2001.  Es invitado a postular el Congreso ese mismo años esta vez por la Alianza Electoral Unidad Nacional, siendo electo congresista para el periodo 2001-2006. En ese periodo ya se encontraba, junto a sus más cercanos colaboradores,  inscribiendo un partido nacional propio, lo cual logran en diciembre del año 2001. Nace así Alianza Para el Progreso (APP).

En el año 2006 intenta nuevamente ser reelecto pero esta vez con su propio partido APP. Su candidato presidencial fue Natalie Amprimo y Acuña, además de candidato al Congreso, va como candidato a la primera vicepresidencia.  No pasan la valla electoral y por lo tanto, a pesar de sacar 130 mil votos, no es reelecto. Antes de la cancelación de la inscripción de su partido, por no haber pasado la valla electoral, postula, ese mismo año 2006, a la alcaldía de Trujillo ganándole por más del doble de votos al candidato aprista  Moisés Arias lo que causo, según su propio testimonio, el llanto de Alan García pues el APRA no ganaba esa alcaldía por primera vez en décadas.  Previo a eso, había intentado postular a la presidencia regional pero fue tachado justamente por el APRA. Ganar esa alcaldía fue, para muchas personas, hacerles pagar caro el haberlo tachado. Se dice que desde ahí viene la fuerte rivalidad entre APP y el Partido Aprista Peruano.

Aunque su inscripción es cancelada el año 2007, rápidamente logran reinscribir a APP y Acuña postula a la alcaldía de Trujillo nuevamente el año 2010, siendo reelecto. Ese año el llamado “solido norte aprista” es perdido casi en su totalidad, logrando APP arrebatarle al APRA alcaldías distritales y provinciales además de ganar gobiernos regionales. La rivalidad se hace más visible en esas elecciones.  En las elecciones general del año 2011 van como  parte de la Alianza Por el Gran Cambio, que postuló a la presidencia a Pedro Pablo Kuczynski. El año pasado, Acuña postula a la presidencia regional de La Libertad (ahora Gobernación Regional) siendo electo. Este año 2015, y dentro del plazo de ley, Cesar Acuña renuncia a su cargo y anuncia que postulara a la presidencia de la República el año 2016.


Más de 30 años haciendo política, más de 30 años como empresario. Y no, este señor quien se jacta de nunca leer ni escribir, quien dice tener más de 150 mil alumnos en sus universidades, quien promete educación y becas al por mayor, quien parece haber hecho del regalo y la promesa su forma de hacer política, que dijo “plata como cancha para obras como cancha”, quien tiene el comportamiento del típico “vivo criollo” que gusta tanto a  tanta gente pero que realmente solo daña a la sociedad, quien cambia su discurso político de un día a otro,  quien tiene denuncias por haber incumplido la ley, etc., nos guste o no, no es un improvisado, es más, creo que se las sabe todas y las encuestas , hasta ahora, le dan la razón.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Algo más sobre el Estado Islámico y su cambio de estrategia



A diferencia de AL Qaeda, quienes tienen células en varios países del orbe, el Estado Islámico actúa básicamente en el territorio que está bajo su control (en Siria e Irak, entre 40 y 50 mil KM2) y en las zonas en donde busca expandir dicho territorio. Otra diferencia es que el EI no recurre a atentados suicidas, ellos prefieren la lucha frontal como un modo de reivindicar su valentía en batalla además de que encaja mejor en su objetivo de expandir geográficamente el territorio que ocupan. Aunque ambos grupos asesinan, el EI se ha caracterizado por someter a tortura, crucificar personas, degollarlas, mutilarlas, etc., no diferenciando niño, niñas, mujeres o adultos para cometer tales crueldades, las cuales son grabadas y difundidas a través de internet.

Pero entonces ¿por qué ese aparente cambio de los métodos de acción del EI? Quizá para entenderlo de mejor modo hay que tener algunas cosas en cuenta.

Primero, desde la caída de Saddam Hussein el ejército iraquí no es más que una rémora de lo que fue en la década de los noventa. No ha podido parar el avance el EI de tal modo que varias de las principales ciudades de Irak o están o en algún momento han caído en poder del EI. Hasta Bagdad estuvo casi a merced del EI. Las intervenciones aéreas de EE.UU. y sus aliados sobre territorio iraquí si bien han paralizado el avance del EI no lo ha hecho perder territorio y es más, los EE.UU. no bombardean las zonas en que el EI mueve el petróleo que vende para financiarse. Lo que sí realiza EE.UU.  aparentemente con éxito, son bombardeos selectivos en lugares donde hay líderes reunidos de EI.

Segundo, el inicial apoyo de EE.UU. al EI logró que en Siria capturaran zonas petroleras, también, y puedan apoderarse de buena parte del territorio de dicho país. Los bombardeos rusos sobre objetivos del EI en las últimas semanas, según fuentes rusas, le ha costado al EI bajas importantes pero sobre todo la perdida de material bélico e infraestructura importante para su avance en Siria. A eso se le suma que los bombardeos han posibilitado que el ejército sirio logre recuperar territorio perdido meses antes.

Tercero, los miembros del EI consideran que su forma de interpretación de la religión musulmana es la única correcta y es por eso que no tienen ningún remordimiento en asesinar árabes-musulmanes  como lo han hecho desde el inicio, como lo hacen en los territorios que ocupan o como lo hicieron el viernes último en Beirut. Es más, mantienen una lucha contra el Hezbola en territorio sirio.

Entonces, sus líderes son bombardeados de forma selectiva, pierden miembros, territorio y capacidad bélica en Siria dada la intervención de Rusia y por último, no tienen problemas en asesinar  a quien sea; estos factores sumados al parecer son los que han hecho que el EI decida llevar la guerra a otros territorios además de recurrir a los atentados suicidas como formas de vengar lo que sucede en las zonas bajo su control y trata de empujar, mediante le miedo y el terror, a algunos países a dejar de lado intervenciones y/o bombardeos en lo que ellos llaman su territorio. Esto caso está probado con la reivindicación de lo ocurrido en Francia y las últimas amenazas lanzadas a otros países durante las últimas 48 horas.

Pero ¿tiene la capacidad el EI de continuar con los atentados en otros países? Al parecer sí, ya que su mensaje radical  incluso ha logrado que en los territorios que ocupan son cerca de 15 mil hombres extranjeros (no iraquís, no sirios) que colaboran con ellos, de los cuales se calcula que entre 2500 y 3500 son de Europa y otros países llamados “occidentales”. Esto podría reflejarse también en células constituidas ya en esos países ¿Tiene los recursos económicos suficientes para financiar dichos atentados? Por supuesto, las zonas que ocupa el EI son ricas en petróleo, el cual vende a precio menor que el distribuido en el mercado legal, con lo que mantiene clientes con cuyo dinero consiguen seguir armándose ¿Podría sostener una campaña constante de atentados a nivel global? He ahí una probable diferencia con Al Qaeda. Mientras estos últimos tejieron su red global por años, el EI se ha concentrado en Siria e Irak, quizá he ahí un punto que podría ayudar a combatirlos: Prevenir la aparición de una red global de apoyo al EI. Difícil claro, pero quizá no imposible.


Mientras tanto, Francia bombardea al EI en represalia a lo ocurrido en Paris, otros países ya se manifiestan a favor de una incursión terrestre contra ellos, el EI responde ya con más muertes de árabes-musulmanes en su territorio.  La paz sigue, por ahora, lejana.

viernes, 13 de noviembre de 2015

La sanción a Abugattas: El Congreso incumpliendo las normas y "blindando" agresores



La Ley impide que una mujer embarazada sea despedida de su trabajo, a pesar de eso, el congresista Wilder Ruiz lo hizo con una trabajadora de su despacho, la señora Daniela Silva, quien denunció el hecho. La señora Silva recibió el respaldo de la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, quien la contrató para trabajar en el Congreso nuevamente.

La Comisión de Ética, ante la denuncia, aprobó, por mayoría recomendar al pleno del Congreso la suspensión por 120 días del congresista Wilder Ruiz por despedir a la señora Silva, a pesar de saber que estaba embarazada.

El día de hoy la acusación pasó al Pleno del Congreso. Después de la lectura del informe de la Comisión de Ética, el legislador Wilder Ruiz solicitó al presidente del Congreso, el señor Luis Iberico, pasar a una sesión secreta dado que abordaría temas relacionados con la intimidad de algunas personas. El presidente del Congreso declaró entonces que el Pleno entraba a una sesión secreta. Primer error ¿Qué dice el Reglamento del Congreso de la Republica? En su artículo 51, sexto párrafo dice “el Presidente del Congreso puede ordenar que se pase a sesión secreta, para tratar temas que puedan afectar los asuntos de seguridad nacional y orden interno que lo requieran”. Para estas sesiones, el desarrollo y conclusiones no son dados a conocer al público pero ¿podía entonces ser una sesión secreta la de hoy? La respuesta evidente es que no.

Quizá el Presidente del Congreso lo que quiso es declarar que la sesión era reservada, aunque la confusión de tipos desde la presidencia deja mucho que comentar. Según el Manual del Parlamento de César Delgado-Guembes, son sesiones reservadas las que la deliberación es llevada a cabo en secreto, pero cuyas conclusiones sí son hechas públicas y que ha sido una práctica común que las sanciones de carácter disciplinario tengan carácter reservado, lo que no es para asumir una actitud contraria a la transparencia de tal modo que si bien la sesión se lleva a cabo sin presencia del público sí se da a conocer lo que se sesionó. El Presidente del Congreso también puede declarar este tipo de sesión. Si bien este tipo de sesiones no está estipulada en el Reglamento, ha sido práctica llevarlas a cabo, lo que ha generado “Costumbre”, que es llamada también Derecho Consuetudinario o ley no escrita.

Las sesión del Pleno,  supuestamente secreta, en votación decidió no sancionar al congresista Wilder Ruiz, el congresista Abugattas molesto por la situación, transmitió en vivo el final de la votación para hacer público el vergonzoso “blindaje” a un congresista que había violado la ley. El Presidente el Congreso, Luis Iberico,  pidió al congresista Abugattas que deje de hacerlo pero aparentemente continuó algunos minuto más.

Si bien el artículo 61° inciso b) del Reglamento permite, luego de un proceso puntualmente estipulado, que la Mesa Directiva proponga al Pleno, según la gravedad de la falta, la sanción de suspensión a un congresista, aparentemente ese proceso no se cumplió tal cual manda dicho  reglamento. Un error más. El error se configura en el proceso previo a pedir su sanción, ya que por lo comentado por Iberico, la Mesa Directiva propuso la sanción a la Junta de portavoces, quienes según el artículo 31-A  se encarga de agregar dicho debate a la agenda parlamentaria.

La propuesta de sanción fue llevada al Pleno y si bien una sanción puede ser de entre tres y ciento veinte días, se propuso la máxima y fue impuesta por mayoría en un acto que más parecía una suerte de venganza política del fujimorismo y el aprismo aliados, cuando no, con el PPC, contra un congresista que nunca se ha quedado callado ante ellos(as).

El Congreso no cumplió el “Principio de Legalidad”, mediante el cual todo ejercicio de un poder público debe realizarse acorde a la ley vigente, su jurisdicción o su jurisprudencia y no en base a la interpretación de personas, así se sea el presidente del Congreso.  Entonces, una sesión mal llamada secreta, una sanción que aparentemente no cumplió los trámites internos adecuados y que menos aún tuvo un proceso de defensa mínimamente esperado. Un Congreso que sigue quedando mal ante la opinión pública, un Congreso que deja sin sanción al que despide una mujer embarazada y que sanciona al que, mal o no, hacer público quienes defendieron al abusador. 

¿Qué toca ahora? Creo que Abugattas debería presentar una Acción de Amparo ya que en un Estado Constitucional todo procedimiento parlamentario debe respetar los principios del debido proceso. Ya existen precedentes al respecto, recordemos la sanción impuesta a Diez Canseco y que el Poder Judicial anulo por ser injusta, después de que en vida él presentara una acción de dicho tipo.